Aunque ha habido diferentes historias que cuentan cómo se inventaron los vaqueros hace ya más de un siglo, los nombres de Strauss y del sastre de Nevada, Jacob Davis, aparecen en todas las versiones Y registros. Si hablamos del nacimiento del primer par de Jeans, tenemos que mencionar necesariamente el nombre de Levi Strauss.
Strauss es reconocido universalmente como el inventor de los jeans. ¡La  gente incluso le llamaba Mr. Jeans!

Se dice que cuando el inmigrante alemán Levi Strauss abrió su primera empresa de venta al por mayor en San Francisco en 1853, en la cúspide de la Fiebre del Oro, se encontró que los mineros se quejaban de que sus “calzas” de algodón se desgarraban fácilmente y de que los bolsillos “se descosían totalmente”, desparramando todo el oro que guardaban dentro. Así pues, Strauss tuvo la idea de hacer unos monos resistentes a partir de la lona que había traido originalmente para venderla como tela de tienda de campaña. Los mineros estuvieron muy contentos y satisfechos con los nuevos pantalones, que eran muy resistentes. Hay quien dice que esta innovación sólo surgió porque Strauss estaba desesperado por deshacerse de esa tela, que no se estaba vendiendo bien. Fuera cual fuera el motivo, estos pantalones tuvieron un gran éxito.

Escaparate de vaqueros

Aunque Strauss desempeñó un papel importante, el nacimiento de los vaqueros tal como los conocemos hoy no podría haber sucedido sin Jacob Davis, un sastre de una pequeña tienda de Nevada. Según una de las historias, en el año 1860 Alkali Ike, un minero del campamento de Comstock en Nevada, se quejaba , a menudo a Davis, su sastre, de que sus pantalones siempre se desgarraban mientras trabajaba en las minas de oro. Otros creen que en 1870, la vecina de Davis quería que le hiciera un par de pantalones duraderos para su marido, que | trabajaba como leñador. En ambas historias, Davis tuvo la idea de reforzar las esquinas de los bolsillos con remaches de cobre, que a menudo se utilizaban para hacer sillas de z montar, para que fueran más resistentes.

El día 5 de Julio de 1872 le escribió una carta a Strauss, su proveedor de tejidos, declarando ser el inventor de los pantalones remachados y sugiriendo que la empresa compartiera la patente con él. También envió junto con la carta B dos ejemplares de los pantalones, uno de tela de algodón blanca y el otro de tela de mezclilla azul.

Es difícil saber cuál es la verdadera historia del nacimiento de los vaqueros. La única prueba que tenemos es la carta de Davis a Strauss, y su registro de la patente para los pantalones remachados, que fue concedida en 1873. La producción de los pantalones remachados empezó en 1876, momento en que empieza la historia de los vaqueros.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

*
*

Volver arriba